Cómo evitar la contaminación cruzada en tu restaurante

La contaminación cruzada es un problema grave y común en los restaurantes, sin embargo, es completamente prevenible siguiendo estos 5 consejos clave.

La seguridad de los alimentos debe siempre ser una de las prioridades de cualquier restaurante. De hecho, más que prioridad, es una responsabilidad que tenemos con los comensales.

 

Uno de los  problemas más comunes en los restaurantes y cocinas comerciales es la contaminación cruzada. La contaminación cruzada se refiere a la transferencia de bacterias dañinas entre alimentos, utensilios, tablas para cortar, servilletas de tela, toallas de cocina, entre otros. La contaminación cruzada es especialmente común en carnes y mariscos.

 

Generalmente, la contaminación cruzada sucede por un entrenamiento apresurado; cuando se contrata personal nuevo de cocina y no se les da el entrenamiento adecuado, es más probable que no tengan el conocimiento necesario para evitar este tipo de contaminación. Sin embargo, también puede suceder durante la preparación de alimentos o incluso durante el almacenamiento.

 

Cuando no se previene la contaminación cruzada, es probable que los comensales se sientan mal estomacalmente o incluso sufran de intoxicación alimentaria. Por todo esto, queda claro que la contaminación cruzada debe ser evitada a toda costa.

 

Con el fin de ayudarte a prevenir este problema tan común, te compartimos 5 tips para evitar la contaminación cruzada en tu restaurante.

 

  • Fomenta la higiene personal 

Para disminuir la posibilidad de contaminación de alimentos, te recomendamos implementar un programa de higiene personal que incluya prácticas vitales, como lavado de manos constante, uso de guantes, uso de cofias y cubrebocas, e incluso evitar joyería que pueda desprenderse fácilmente. Finalmente, evita que los empleados se presenten a trabajar si tienen síntomas de enfermedades transmisibles.

 

 

  • Almacena adecuadamente los alimentos 

Las carnes crudas, mariscos, y lácteos son los más propensos a contaminarse. Por eso, es importante mantenerlos en envases resistentes y bien sellados. Asimismo, intenta almacenar los ingredientes crudos en las secciones inferiores de los refrigeradores y estantes, para evitar la contaminación por medio de goteo. Incluso, si es posible, utiliza diferentes refrigeradores para almacenar las carnes y lácteos en uno y otro para el resto de los alimentos.

 

 

  • Monitorea la temperatura 

Una manera de mantener tus alimentos seguros es usando un registro de temperatura de alimentos. Cuando ciertos alimentos alcanzan una temperatura demasiado baja, se pueden convertir en el caldo de cultivo perfecto para las bacterias; especialmente las carnes y pescados.

 

 

  • Usa equipo y utensilios diferentes 

Cada tipo de alimento debe ser preparado y manejado con un equipo diferente, esto incluye utensilios, sartenes, tablas para cortar, etécera. Por ejemplo, puedes dividir tu equipo de cocina en las siguientes categorías y así evitar la contaminación cruzada: 

  • Pollo crudo 
  • Carne roja cruda 
  • Pescados crudos 
  • Frutas y verduras 

 

Algunos restaurantes utilizan diferentes colores para ayudar a mantener el orden en la cocina.

 

 

  • Sanitiza y limpia todas las áreas de trabajo

Generalmente las áreas de trabajo se limpian más de una vez al día; sin embargo, éstas deberían limpiarse y sanitizarse después de cada tarea. Incluyendo las más simples, como las que incluyen nueces, ya que son un alérgeno común que puede transmitirse fácilmente si no se limpia adecuadamente.

 

Existen muchas más maneras de evitar la contaminación cruzada, pero estamos seguros que siguiendo estos 5 consejos podrás prevenirla con mayor facilidad. 

 

¿Disfrutaste de este artículo? Si es así, ¡te invitamos a compartirlo con tus amigos y familiares!

La evolución de la entrega a domicilio:

Cocinas Ocultas


Más consejos e historias

Y mucho más. Busque todos nuestros consejos.